Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones – AAFP de Chile

La Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones es una organización gremial de carácter privado que reúne a todas las AFP del país.

El Sistema

El Sistema

El sistema de pensiones en nuestro país otorga una pensión al afiliado en caso de vejez e invalidez, y a su familia, pensiones de sobrevivencia. Al estar basado en la capitalización, el sistema incorpora el concepto de propiedad del ahorro que realiza el trabajador afiliado, teniendo una estrecha relación entre el esfuerzo realizado a lo largo de la vida activa y los beneficios recibidos.

La administración de los ahorros es realizada por instituciones llamadas AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones), que tienen como rol gestionar los aportes, para otorgar las prestaciones previsionales. La Superintendencia de Pensiones es la entidad encargada de regular y fiscalizar el funcionamiento del sistema, y de las instituciones gestoras.

¿En qué consiste el sistema?

El actual sistema de pensiones se basa en la capitalización individual. Esto significa que cada trabajador afiliado efectúa mensualmente un aporte previsional del 10% de su sueldo. Dinero que es acumulado en una Cuenta de Capitalización Individual, que aumenta de acuerdo a los aportes que realiza el trabajador y a la rentabilidad obtenida con la inversión de sus fondos.

El dinero acumulado en la cuenta es de propiedad de cada trabajador afiliado y opera como patrimonio independiente de la AFP.

¿Cuáles son las pensiones que otorga el sistema?

De Vejez: Para el afiliado que cumple la edad legal, esto es 60 años para las mujeres y 65 para los hombres, o antes de esas edades si cumple con determinados requisitos.

De Invalidez: Al afiliado que sea declarado inválido por una Comisión Médica designada por la Superintendencia de Pensiones.

De Sobrevivencia: Que se otorga al cónyuge del afiliado fallecido, al cónyuge inválido de una afiliada fallecida o a la madre y a los hijos del afiliado fallecido. En ausencia de los anteriores, a los padres que sean carga familiar reconocida.

¿Quiénes deben afiliarse al sistema de pensiones?

Todos los trabajadores dependientes que tengan contrato de trabajo. En el caso de los trabajadores independientes, deben incorporarse al sistema todos los que emiten boletas de honorarios o que reciben boletas por servicios de terceros, mediante un proceso gradual que integrará a todos estas personas al sistema.

¿Qué beneficios otorga el sistema de pensiones?

El sistema de pensiones protege al afiliado ante la vejez y los riesgos de invalidez y muerte. La protección se efectúa mediante el otorgamiento de pensiones, que son pagadas directamente al afiliado por las AFP o una compañía de seguros, o bien, a los componentes del grupo familiar, si éste fallece. Las pensiones se reajustan mensualmente de acuerdo a la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y, por lo tanto, están protegidas de la inflación.

¿Cuándo se otorgan las pensiones?

El afiliado tiene derecho a recibir una Pensión de Vejez cuando cumple la edad legal, estos es, 60 años en el caso de las mujeres y 65 años para los hombres. No obstante, pueden pensionarse anticipadamente, cumpliendo los siguientes requisitos:

Tener un ahorro que permita cubrir a los menos el 70% del promedio de las rentas imponibles, actualizadas, de los últimos 10 años y siempre que dicho monto sea igual o superior al 80% de la Pensión Máxima con Aporte Solidario vigente, es decir, igual o superior a $304.062.

¿Cuál es el monto de las pensiones?

El monto de la pensión de vejez se determina como una proporción de los fondos acumulados. En el caso de las pensiones de invalidez, tienen derecho a recibirlas los afiliados que hayan sido declarados inválidos por una Comisión Médica, designada por la Superintendencia.

La invalidez puede ser total o parcial, teniendo en consideración la perdida de la capacidad de trabajar que se haya sufrido.  El monto de la pensión de invalidez total es equivalente a 70% del promedio de las rentas percibidas por el afiliado durante los últimos 10 años,  debidamente actualizadas, de acuerdo con la inflación. El monto de la pensión de invalidez parcial es equivalente al 50% de dicho promedio.

Las  pensiones de sobrevivencia se confieren a la viuda o al viudo, a la madre o padre de hijos de filiación no matrimonial, a los hijos, y a falta de los anteriores, a los padres. Estas se financian del mismo modo que las pensiones de invalidez.  El monto es equivalente a un porcentaje.

¿Cuáles son las alternativas de Pensión?

El afiliado que cumpla los requisitos para obtener pensión, puede optar por las siguientes alternativas:

  • Renta Vitalicia Inmediata: El afiliado opta por transferir los fondos de su Cuenta Individual a una Compañía de Seguros de Vida, a cambio del compromiso de que ésta le pague una renta mensual fija en UF mientras viva y, al momento de fallecer, debe asegurarle Pensiones de Sobrevivencia a sus beneficiarios.
  • Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida: El afiliado opta por transferir parte de los fondos de su Cuenta Individual a una Compañía de Seguros de Vida, a cambio de una renta mensual a contar de una fecha futura determinada en el contrato. Además, mantiene en su cuenta un saldo suficiente para recibir de la AFP una renta mensual durante todo el período anterior al inicio del contrato de Renta Vitalicia.
  • Retiros Programados: El afiliado opta por mantener los Fondos de su Cuenta Individual en la AFP, o bien, transferidos a la Administradora de Fondos de Pensiones de su elección y efectuar retiros mensuales con cargo a ésta. Estos retiros se expresan en UF y se calculan todos los años de acuerdo al Saldo de la Cuenta Individual y a las expectativas de vida del afiliado y su grupo familiar.
  • Retiros Programados con Renta Vitalicia Inmediata: El afiliado opta por mantener un porcentaje de su fondo en su cuenta en una AFP y con ello obtener el pago de una pensión por retiro programado. Con la otra parte de su fondo, contrata una renta vitalicia la que se paga en forma simultánea con el retiro programado, de esta forma el afiliado recibe dos montos de pensión.

¿Quién administra los dineros de los afiliados?

La administración de los fondos acumulados por cada trabajador es realizada por entidades privadas (sociedades anónimas) denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), que fueron creadas especialmente para estos fines.

Ellas son las encargadas de recaudar las cotizaciones previsionales, mantener al día las Cuentas Individuales de los afiliados, invertir los recursos de los fondos y otorgar las pensiones a los beneficiarios.

Las inversiones se rigen por normas legales de diversificación contempladas en el D.L. 3.500, que reducen el riesgo de los fondos. El cumplimiento de estas normas es supervisado por una entidad estatal denominada Superintendencia de Pensiones, dependiente del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

¿Cómo se financia la administración del sistema?

A través del cobro de Comisiones que determinan libremente las Administradoras sobre la base de criterios objetivos, con carácter uniforme para todos los afiliados, debiendo ser anunciadas públicamente. Las comisiones son de cargo del trabajador y se descuentan de las respectivas Cotizaciones Adicionales.

¿Cuántas Administradoras de Fondos de Pensiones existen en la actualidad?

En la actualidad se encuentran operando en Chile un total de seis Administradoras de Fondos de Pensiones.  El D.L. 3.500, que norma el Sistema de Pensiones, permite la libre formación de sociedades Administradoras de Fondos de Pensiones, siempre que éstas cumplan con ciertas formalidades y obligaciones que la ley les exige.

La permanencia de ellas se sustenta en la libre competencia, en donde los afiliados son quienes deciden a qué Administradora afiliarse en consideración al costo, servicio, rentabilidad y seguridad, pues tienen libertad para elegir en forma permanente e individual la institución donde capitalizarán sus ahorros.

Las administradoras son instituciones que deben constituirse legalmente como sociedades anónimas, rigiéndose por los cuerpos legales que regulan esta clase de sociedades. El capital mínimo para la formación de una AFP es el equivalente a 5.000 Unidades de Fomento, el cual aumenta en relación con el número de afiliados incorporados a la administradora, hasta alcanzar 20.000 Unidades de Fomento. Las administradoras existen en virtud de una resolución de la Superintendencia de AFP que las autoriza y aprueba sus estatutos, adquiriendo personalidad jurídica desde dicha fecha.

¿Cómo se garantiza el funcionamiento eficiente?

La legislación que regula el sistema de pensiones considera una serie de mecanismos destinados a dar seguridad al afiliado:

  • El Fondo de Pensiones que administra la AFP es un patrimonio separado, distinto y completamente independiente del capital de la Administradora. Por este motivo, en caso de quiebra o disolución de la AFP, el fondo permanece intacto, sin riesgo alguno para los afiliados.
  • La ley ha declarado inembargables las Cuentas de Ahorro Obligatorio.
  • El 90% de los títulos del Fondo de Pensiones debe estar en permanente custodia en el Depósito Central de Valores.
  • Las AFP están obligadas, en forma individual, a obtener cierta Rentabilidad Mínima para sus fondos. Si en un mes la rentabilidad del Fondo es inferior al mínimo legal (2), las administradoras deben cubrir la diferencia con su propio patrimonio, para lo cual deben constituir una reserva especial denominada “Encaje”, equivalente al 1% del respectivo Fondo de Pensiones que administran.
  • Los recursos de los Fondos de Pensiones sólo pueden invertirse, para obtener una adecuada rentabilidad y seguridad, en valores expresamente establecidos por la ley. Las inversiones se encuentran diversificadas tanto por instrumento, emisor, sector económico, como por categoría de riesgo.

¿Cuál es el impacto de los Fondos de Pensiones en la economía nacional?

La administración privada de los fondos de pensiones ha logrado variados efectos positivos, tanto para los trabajadores como para el país, a través de un incremento del ahorro nacional y una mayor eficiencia en la asignación de los recursos.

Los fondos de pensiones han contribuido de manera importante al desarrollo del mercado de capitales. Destaca su gran influencia en el mercado bursátil; su contribución al desarrollo de la industria de clasificación de riesgo; a una mayor profundidad del mercado; a una mayor estabilidad en los precios por su carácter de inversionistas expertos con visión de largo plazo; a incentivar la apertura de nuevas empresas para que transen sus acciones en las bolsas; a incentivar el financiamiento de las sociedades vía aumento de capital, en una clara contribución a la exposición del mercado; y al desarrollo de nuevos instrumentos de inversión.

Un estudio de Vittorio Corbo y Klauss Schmidt-Hebbel demuestra que la reforma previsional explica en un tercio el mayor crecimiento económico que el país ha experimentado desde 1980 en adelante. Otro elemento muy importante es que los fondos de pensiones han aportado recursos financieros de largo plazo, los cuales hasta antes de la inauguración de este sistema sólo podían obtenerse a través de instituciones extranjeras.

Lo anterior ha permitido el financiamiento a largo plazo de viviendas, empresas y proyectos de inversión. La inversión de los Fondos de Pensiones en las empresas, a través de acciones, bonos y cuotas de fondos de inversión, ha permitido financiar numerosos proyectos empresariales, tales como ampliaciones de plantas productivas o nuevos proyectos, con claros beneficios para el país (crecimiento económico), los afiliados (buena rentabilidad en sus ahorros previsionales) y los trabajadores (nuevas fuentes laborales e incremento en las remuneraciones).

A modo de ejemplo, con las emisiones de bonos se ha financiado la ampliación de las redes de comunicaciones; la construcción de plantas de celulosa, cemento, coke, yodo; el financiamiento de contratos de leasing de bienes de capital; la construcción de centros comerciales, etc. Además, invirtiendo en cuotas de fondos de inversión, se ha posibilitado la apertura, desarrollo y expansión de empresas cerradas y se han financiado obras de infraestructura pública, como carreteras, puertos, aeropuertos, plantas de tratamiento de aguas, etc. En consecuencia, el sistema privado de pensiones ha generado avances significativos para el país, tanto en el ámbito de la seguridad social, como en lo económico.

La internacionalización del sistema chileno

Las crisis de los Sistemas de Pensiones implementados en Latinoamérica en la primera mitad del Siglo XX se han transformado en un hecho reiterativo en el continente en los últimos años. Dicha circunstancia, unida al éxito del sistema de pensiones chileno, ha provocado un importante y creciente interés por este modelo, lo que ha llevado a que numerosas naciones hayan implementado o se encuentren en vía de desarrollar un sistema privado de capitalización individual.

VER PAÍSES> CERRAR>
Chile 1981
Perú 1993
Colombia 1994
Uruguay 1996
Bolivia 1997
México 1997
El Salvador 1998
Hungría 1998
Kasajstán 1998
Polonia 1999
Suecia 1999
Costa Rica 2000
Letonia 2001
Panamá 2002
Bulgaria 2002
Croacia 2002
Estonia 2002
Kosovo 2002
Rep. Dominicana 2003
Fed. Rusa 2003
Lituania 2004
India 2004
Eslovaquia 2005
Nigeria 2005
Macedonia 2006
Rumanía 2008
Brunei 2010
Ghana 2010

NUESTROS ASOCIADOS