Tamaño del texto:
  • A
  • A
  • A

Pensión de Sobrevivencia

Los familiares beneficiarios de estos tipos de pensión están establecidos por ley y el monto total de la pensión es distribuido de acuerdo a la relación entre ellos y el cotizante, en un trámite que es gratuito para los beneficiarios.

De acuerdo a la ley, los porcentajes de pensión de sobrevivencia se determinan según el parentesco con el trabajador, en relación a la pensión de referencia del afiliado.

• Si el fallecido es trabajador activo a la fecha de su muerte y está cubierto por el seguro (SIS), debe calcularse el ingreso base que corresponde al promedio de renta imponible de los últimos 10 años del fallecido. Sobre este ingreso base, se calcula la pensión de referencia, que corresponde al 70% del ingreso base.

• Si al momento del fallecimiento el afiliado no estaba cubierto por el seguro (trabajador cesante por más de 12 meses o independiente o voluntario con carencia del seguro), el saldo existente en la Cuenta Obligatoria se prorratea de acuerdo a las pensiones de referencia de cada beneficiario que cumpla con el requisito.

• Si el fallecido es pensionado, la forma de cálculo dependerá de su modalidad de pensión.


Beneficiarios

Porcentaje de la
Pensión de Referencia

Cónyuge sin hijos comunes, con derecho a pensión

60%

Cónyuge con hijos comunes, con derecho a pensión

50%

Hijos con derecho a pensión

15%

Hijos inválidos parciales al cumplir 24 años de edad

11%

Madre o padre de hijos de filiación no matrimonial,
sin hijos con derecho a pensión

36%

Madre o padre de hijos de filiación no matrimonial,
con hijos con derecho a pensión

30%

Cónyuge anulada, sin hijos con derecho a pensión

36%

Cónyuge anulada, con hijos con derecho a pensión

30%

Padres del afiliado que sean causantes de asignación familiar

50%

Si eres cónyuge, debes haber contraído matrimonio con el afiliado por lo menos 6 meses antes del fallecimiento, o tres años si el matrimonio se verificó siendo el causante pensionado por vejez o invalidez.

Esta limitación no se aplicará si quedaren hijos comunes o en el caso de una cónyuge embarazada.

Es compatible con el hecho de trabajar y también lo es con la obtención de su pensión de vejez

En el caso de los hijos:

• Deben ser menores de 18 años, o tener entre 18 y 24 años y ser estudiantes de cursos regulares de enseñanza básica, media, técnica o superior en Chile o en el extranjero en instituciones reconocidas por el Ministerio de Educación. La calidad de estudiante debe registrarse a la fecha del fallecimiento del afiliado.

• Ser inválido, cualquiera sea su edad, en los términos establecidos en el artículo 4° del Decreto Ley 3.500. La invalidez puede producirse después del fallecimiento del afiliado, pero antes de que cumpla 18 o 24 años de edad. La pensión en estos caso es vitalicia.

• Deben ser solteros.

Padre o madre de hijos de filiación no matrimonial:

• Deben ser solteros o viudos.

• Deben depender económicamente del afiliado a la fecha de su fallecimiento (se prueba con informe social)

Padres del afiliado fallecido:

•Sólo tienen derecho, a falta de cualquiera de los otros beneficiarios.

•Deben ser causantes de asignación familiar del afiliado a la fecha de su fallecimiento.

Presencialmente en las oficinas de atención de tu AFP, acompañando la siguiente documentación, según corresponda:

• Presentar la Cédula de Identidad vigente quien inicie la solicitud de pensión.

• Completar el formulario "Solicitud de Pensión de Sobrevivencia".

• Completar el formulario "Declaración de Beneficiarios".

• Presentar el Certificado de Estudios si se tienen hijos entre 18 y 24 años.

• Presentar declaración de soltería de hijos entre 16 y 24 años.

• Presentar Solicitud de Calificación de Invalidez para los Hijos inválidos.

NOTA:

El uso de un lenguaje que no discrimine ni marque diferencias entre hombres y mujeres ha sido una preocupación en la elaboración de este documento. Sin embargo, y con el fin de evitar la sobrecarga gráfica que supondría utilizar en español o/a para marcar la existencia de ambos sexos, se ha optado por utilizar el masculino genérico, en el entendido de que todas las menciones en tal género representan siempre a todos /os, hombre y mujeres, abarcando claramente ambos sexos.