Crecieron un 13% respecto del 2018. Aumento, según explica el gremio, se debe en parte a mayor notificación a familiares.

Un importante salto registró la cantidad de herencias pagadas por las administradoras de fondos de pensiones durante el 2019. De acuerdo con datos proporcionados por la Asociación de AFP, durante el año pasado se pagaron 10.739 herencias, lo que representa un aumento de 13% respecto de igual período del 2018. Según la asociación, este aumento se explica en parte por procesos especiales de notificación a los familiares de afiliados fallecidos, que se iniciaron en los últimos años producto de una iniciativa de la Superintendencia de Pensiones, y a un mayor trabajo en la búsqueda de familiares llevado a cabo por las AFP.

Así, durante el año pasado, las familias pudieron cobrar cerca de $12,9 millones en promedio. En total, durante el año pasado las administradoras pagaron más de US$ 187 millones. Además, en el mismo período fallecieron 39 mil afiliados al sistema de pensiones.

¿Cómo se genera la sucesión?

El gremio explica que los ahorros previsionales que pueden convertirse en herencia son los que están en las cuentas de ahorro obligatorio, cotizaciones voluntarias, de depósitos convenidos con el empleador, de ahorro voluntario y cuentas de indemnización. ‘Las condiciones básicas para generar herencia son que al fallecer un afiliado no haya beneficiarios con derecho a pensión de sobrevivencia (cónyuge, conviviente con acuerdo de unión civil, hijos, etc.) y que queden en la AFP fondos disponibles’, explican.

En cuanto a los afiliados activos al momento de fallecer, la edad promedio de defunción es de 49 años; casi la mitad tenía entre 40 y 60 años; un 21% tenía menos de 40 años.

En el caso de los fallecidos que estaban pensionados, el promedio histórico de la edad de muerte es de 70 años. ‘Esto considera a pensionados por vejez a edad legal, vejez anticipada, invalidez total y parcial, bajo las modalidades de retiro programado y renta temporal con renta vitalicia diferida’, analizan desde el gremio. Y agregan: ‘Un 16% de los pensionados fallecidos tenía menos de 60 años al momento del deceso y en su gran mayoría se trata de pensionados por invalidez total. Estos datos no incluyen a pensionados de renta vitalicia’.

En caso de que los familiares o beneficiario del fallecido no reclamen la herencia, el ahorro permanecerá en las cuentas del afiliado fallecido, se invierte y genera la misma rentabilidad que el resto de los afiliados. ‘A partir de ese momento, la administradora realiza gestiones para buscar a los potenciales herederos. Ante la ausencia de herederos, se convierte en herencia vacante y puede pasar al Estado’, explican desde el gremio.

Impacto de la reforma

Las últimas indicaciones de la reforma de pensiones establecen una cotización adicional de 6%. La mitad de esto se destinará a un fondo común. El actual 10% seguirá generando los mismos beneficios, explican desde las AFP. ‘De acuerdo al trámite parlamentario de la reforma, los tres puntos porcentuales que irían al fondo común dejan de ser propiedad de los trabajadores y, por tanto, no generan herencia’, advierten.

No obstante, la directora del Centro de Políticas Laborales de la U. Adolfo Ibáñez, Andrea Repetto, comenta que la idea del fondo común es entregar seguros entre los cotizantes para mejorar y estabilizar pensiones. ‘Su objeto es repartir recursos entre personas de altos y bajos ingresos y de alta y baja longevidad. No es su rol dar herencias’, comenta.

21 de febrero, 2020
Fuente: El Mercurio