La Superintendencia de Pensiones adelantó en un mes la vigencia de la norma que permite que quienes inician el trámite de pensión transfieran sus fondos a una cuenta corriente y eviten una disminución en sus ahorros, sobre todo en momentos de alta volatilidad, la que se comenzará a aplicar a partir del 1 de mayo y podría beneficiar hasta 150 mil afiliados.

La nueva regulación será aplicable para las pensiones de vejez, invalidez y sobrevivencia mientras realizan el trámite de pensión y hasta la fecha en que les sea concedida —trámite que dura aproximadamente 30 días— o desistan de ella.

La Superintendencia indica que la administradora deberá diseñar un formulario para que filiados y beneficiarios puedan ejercer la opción de transferir sus ahorros destinados a pensión hacia la mencionada cuenta corriente.

El Mercurio
22 de abril, 2020