Fondos que tienen mayor inversión en el extranjero, como el A, B y el C, muestran un mayor retorno por su diversificación internacional y exposición en dicha moneda.

Un positivo desempeño tuvieron los fondos de pensiones más riesgosos en el inicio de este año. Al cierre de enero de 2020, según datos disponibles en la Superintendencia de Pensiones, el selectivo A rentó 4,0% y el B, 3,07%. En tanto, el fondo C subió 2,10% y los más conservadores, el D y el E, ganaron 1,19% y 0,57%, respectivamente.

Según Roberto Fuentes, gerente de estudios de la Asociación de AFP, la rentabilidad mensual estuvo influida por un comportamiento favorable del dólar. ‘Parte importante de la inversión en el extranjero de los fondos de pensiones está denominada en dicha divisa, que es más del 80%. Dado lo anterior, aquellos fondos que tienen mayor inversión en el extranjero, como el A, B y el C, reflejan más rentabilidad por su mayor diversificación internacional y su exposición en dicha moneda’, explicó.

El experto precisa que la mayor incidencia en los resultados fue el alza en la cotización del tipo de cambio a nivel local, que se situó en niveles elevados, pasando de $744,62 al cierre de diciembre de 2019, a $797,96 al 31 de enero, con una variación de 7,2% y un alza de $53,34 en el mes.

Dólar amortiguó debilidad externa

Desde el gremio que reúne a las administradoras recuerdan que los mercados accionarios en general registraron caídas en enero: las acciones mundiales cayeron 0,6%; Europa bajó 1,58%; Asia 2,98%; las economías desarrolladas cayeron 0,22% y las economías emergentes, 3,29%. Algunas de las principales economías también cayeron, como Alemania (-1,82%); Francia (-2,11%); Reino Unido (-3,3%); Japón (-1,6%); China (-4,94%); Brasil (-1,7%), y Chile (-1,64%). La excepción fueron los mercados de Estados Unidos, el cual subió 0,2%, y México, que rentó 1,55%.

En ese período las bolsas se vieron afectadas por los temores del ‘coronavirus’, que hoy es la principal amenaza para la confianza de los inversionistas, por el potencial efecto negativo en el crecimiento de China y el mundo.

Impacto de la renta fija

Los fondos más conservadores (D y E), que invierten una mayor proporción en instrumentos de renta fija local, cerraron enero con alzas en rentabilidad, de entre 1,27% y de 0,67%. Fuentes explica que influyó en los resultados la baja de las tasas de interés de mercado de los bonos corporativos en UF, que subieron en promedio 47 puntos bases. ‘Es así que los bonos corporativos en UF bajaron de 1,08% al cierre de diciembre a 0,61% al cierre de enero. Esta baja en las tasas genera ganancias de capital al stock de instrumentos de renta fija que mantienen los fondos de pensiones’, precisa.

Añade que, a su vez, influyeron en las ganancias de la renta fija corporativa el alza de las tasas de interés de mercado de los bonos del Banco Central en UF, que subieron 10 puntos bases. Pasaron de -0,09% en diciembre a 0,01% al cierre de enero. Fuentes concluye que, no obstante el resultado de enero, ‘las rentabilidades en doce meses todavía reflejan retornos muy positivos en todos los fondos de pensiones’.

Fuente: El Mercurio
4 de febrero

Esta entrada fue publicada en Prensa.