SEÑOR DIRECTOR
En su última columna, titulada como esta carta, Daniel Matamala habla sobre el sistema previsional y menciona algunos hechos que me parece pertinente aclarar.

Primero, señala que se derogaron ‘topes de ganancias y pérdidas de los fondos, así como compensaciones a los afiliados’, ideas que circulan en redes sociales y que son incorrectas. Nunca han existido límites a las ganancias ni a las pérdidas de los fondos y tampoco compensaciones. Los únicos cambios al respecto han sido el plazo de la medición y eliminar el premio a la AFP por mejor desempeño en relación con sus pares.

Segundo, los cambios de fondos de los afiliados no afectan los resultados de las AFP. Acá hay una confusión, ya que el fondo previsional es completamente independiente -y subrayo la palabra independiente- del patrimonio de las AFP; los cambios de fondo de los afiliados producen efectos en el fondo de pensiones de los trabajadores y no en la AFP.
Tercero, las últimas indicaciones presentadas en materia de multifondos no derrumban ‘la fantasía de la libertad de elegir’ como señala la columna. Éstas buscan regular que el ejercicio de la libertad de elegir de los afiliados que se cambian de fondo, no perjudique a los afiliados que permanecen en ellos.

La creación de los multifondos logra una forma de encontrar mejores alternativas de inversión para cada etapa de la vida de los afiliados, define el fondo en que debería estar en base a su edad y otorga al afiliado la libertad de elegir un perfil de riesgo distinto.

Chile necesita cambios al sistema previsional en donde habrá diferentes opiniones. Pero el debate y la construcción de acuerdos requieren claridad en los hechos.

Fernando Larraín, Gerente General Asociación de AFP