Naranjo (PS) dijo, en tanto, que fondos no son «cajero automático».

La Asociación de AFP, el Gobierno y diputados de oposición criticaron el proyecto que los diputados independientes Karim Bianchi y René Saffirio, y la humanista Pamela Jiles presentaron con el fin de permitir un segundo retiro de 10% del ahorro previsional de los afiliados a las AFP.

En un seminario sobre pensiones organizado por el Diario Financiero, el gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, fue consultado por dicha iniciativa y afirmó: «Los sistemas de pensiones en el mundo, y en particular en América Latina, siempre van a estar expuestos a riesgos, a riesgos desde una perspectiva desde el poder político. Los fondos de capitalización individual han acumulado mucho dinero y hay muchas personas a las que les gustaría utilizar esos fondos para otros fines, principalmente fines políticos, cosa que no es adecuada respecto a un debate de pensiones».

«Hay un proyecto de ley para volver a pedir más retiro de los fondos, hay otros proyectos que piden la expropiación de los fondos de pensiones. No siempre en políticas públicas hay buenas ideas y esto lo que hace es erosionar el sistema de pensiones», añadió.

MINISTRO Y LEGISLADORES

En Cooperativa, el ministro vocero, Jaime Bellolio, dijo que el Gobierno mantiene «la misma» postura: «Creemos que sacar fondos de pensiones significa un detrimento importante en las pensiones futuras».

«Me parece que es un proyecto inoportuno, porque nosotros insistimos mucho que el del 10% iba a ser excepcional y por una única vez», dijo el diputado DC Matías Walker, quien añadió que el nuevo proyecto «no favorecería a las personas más vulnerables, que ya te retiraron la totalidad de sus fondos o más de $1 millón». Su par del PS Jaime Naranjo planteó: «Me parece delicado y grave que se quiera transformar los fondos de pensiones en un cajero automático».

Fuente: Diario Austral Región de Los Ríos (Diario