Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones – AAFP de Chile

La Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones es una organización gremial de carácter privado que reúne a todas las AFP del país.

Noticias

Bernardo Fontaine y reforma previsional: “Hay elementos de ofertón electoral porque sólo algunas pensiones van a subir, no las de los más pobres”

20 abril, 2017

Una polémica ofensiva comunicacional, de similar calibre y a veces superior a los insertos y videos contra las reformas Tributaria y Laboral, ha lanzado el movimiento “Reforma la Reforma” que lidera el economista y director de empresas Bernardo Fontaine. El blanco esta vez han sido los cambios al sistema previsional que ratificó la semana pasada el Ejecutivo. Fontaine dispara en términos más duros que los usados por el gremio de las AFP contra la propuesta que busca mejorar en un 20% las pensiones y perfeccionar varios aspectos regulatorios.

¿Cómo evalúa la propuesta previsional que confirma el aumento del 5% en la cotización?

-Tiene elementos positivos como el que define que el sistema de reparto no es la solución y confirma que para tener mejores pensiones se requiere más ahorro. Pero hay que felicitar al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, porque la propuesta tiene elementos de ofertón electoral: sacó un conejo del sombrero que es la promesa de subir las pensiones actuales en un 20%.

¿Por qué un conejo?

-Sabemos que las pensiones solidarias no van a subir, es decir 580 mil personas que reciben pensiones de $102 mil no se van a beneficiar. Las pensiones del sistema antiguo, 700 mil, no serán beneficiarias y tampoco las de invalidez. Habría esperado que las pensiones más bajas subieran, pero el ministro parece concentrarse más en las pensiones de la clase media. Entonces, hay elementos de ofertón político y sería bueno que el Gobierno respondiera a quiénes y cómo va a subir las pensiones. Todo el mundo se ha quedado con el titular de que éstas van a subir un 20% y ese titular es muy bueno para ganar elecciones, pero no para mejorar el nivel de vida de los jubilados.

¿El ofertón iría en beneficio de la Nueva Mayoría (NM)?

-Este proyecto tiene elementos de ofertón electoral, porque sólo algunas pensiones van a subir un 20%, no las de los más pobres. Antes de una elección lo mejor que el Gobierno puede hacer es anunciar que las pensiones van a subir un 20%, no mandar ningún proyecto y que cada uno crea que su pensión subirá. De hecho, no descarto que esta discusión se postergue para que quede sólo el anuncio durante la campaña. Lo esencial aquí es subir la pensión solidaria, incluida la básica de $102 mil y eso está fuera de la propuesta del Gobierno. Quedó fuera porque me suena que hay una motivación electoral, esta reforma tiene un importante componente político para subir la votación de los partidos de gobierno.

¿Se puede transformar en un impuesto al trabajo?

-Resulta injusto que sólo un sector de la sociedad, en este caso los trabajadores, tengan que pagar este impuesto. La idea es que cualquier mejora en las pensiones sea pagada por toda la sociedad a través de impuestos generales, donde los que más tienen, más pagan. Aquí nos quieren pasar gato por liebre cuando hablan de solidaridad, la cual siempre es voluntaria pero si es obligatoria es un impuesto. El otro gato por liebre es que el Gobierno promete que por alguna magia la pensión va a subir en varias décadas más un 50%. La matemática no da, hay que ver cómo se llega desde la mejora de un 30% a ese 50%.

¿Sería mejor que el Fisco financiara sólo la parte solidaria de la cotización adicional?

-Es indispensable subir las pensiones solidarias, reasignando gastos inútiles como aumentar el número de senadores y diputados, como gastar US$360 millones en exceso de viáticos, telefonía y viajes. Sólo ese ajuste permitiría subir las pensiones solidarias en un 20%. Otro gasto inútil es financiar las pérdidas de Televisión Nacional, crear institutos profesionales y universidades cuando no hay ningún estudio que diga que son necesarias y fundar 24 nuevas entidades estatales en los últimos años, a las que se suman 100 más que hay en el Congreso, y entregar gratuidad a los sectores que si pueden pagar para lo cual está contemplado gastar US$1.000 millones en 2018. Uno se pregunta, ¿qué es más importante, subir el nivel de vida de jubilados que viven con $102 mil o entregarle gratuidad?

¿Y la distribución de la cotización del 5% extra fue adecuada?

-El traspaso del 3% a las cuentas individuales me parece bien, pero creo que debiera haberse ido completo. Si el 5% va íntegro a las cuentas individuales las pensiones subirían un 50%. Si sólo va el 3%, las pensiones sólo aumentarían un 30%, entonces el Estado le quita a un trabajadora un 20% de aumento en su pensión, para que los políticos lo repartan como quieran.

¿Comparte que el 5% extra sea administrado por un ente estatal?

-Me parece que el ahorro previsional es de los trabajadores y los trabajadores tenemos que poder elegir quién nos administra eso. Puede ser un ente estatal, una AFP u otra empresa privada, como hoy existe con el APV, donde hay compañías de seguros y fondos que administran. No parece justo que el Estado obligue a poner nuestro ahorro previsional en una entidad monopólica, que no va a tener competencia, ni será comparable con ninguna otra alternativa. En lo personal desconfío de entregar mis ahorros a una entidad estatal, ya que es el mismo Estado que en las pensiones de Gendarmería repartió pensiones millonarias de casi $6.000.000; que tiene el Transantiago; que tiene al Servel que cambió a 500 mil votantes de domicilio; que tiene el Sename; y el mismo donde Carabineros demuestran que son capaces de robarse la plata. Es riesgoso además que sea un administrador estatal porque es un botín para los políticos. Además va a tener duplicidad de costos respecto de lo que ya existe. Veo esta idea más bien como un guiño a los sectores más estatistas de la Nueva Mayoría, nuevamente aquí hay un elemento político y no técnico. Respeto que hay gente que quiera que el Estado le administre sus ahorros, pero que no los obliguen.

¿Está de acuerdo con elevar el tope imponible?

-La única razón por la que el Gobierno está proponiendo aumentar el tope imponible es para cobrar más impuestos, para que el 2% cunda más. Estamos hablando de gente que gana entre $2.000.000 y $3.000.000, que puede tener APV y ahorros de otro tipo. A esas personas no necesitamos obligarlas a ahorrar para tener mejores pensiones, de manera que el objeto es cobrar más impuestos, se ve innecesario para mejorar las pensiones de esas personas.

¿Es factible que este proyecto se apruebe en lo que queda del período del actual gobierno?

-Lo fundamental es que el gobierno entregue el proyecto concreto y no nos quedemos en las puras promesas electorales. Eso lo puede hacer independiente de no tener escrito el documento legal.

¿Cómo en “reforma la reforma” esperan influir en este debate?

-Vamos a continuar insistiendo en que los ciudadanos tenemos que tener claro que el 5% de cotización tiene que ir enteramente a la cuenta individual para que mejoren nuestras pensiones futuras en un 50%. Al mismo tiempo es indispensable que el Estado tenga como prioridad subir las pensiones solidarias y reasigne los gastos suficientes.

VER TODAS LAS NOTICIAS>

NUESTROS ASOCIADOS