Propiedad de fondos

Por Ley, los ahorros previsionales pertenecen a los afiliados. Sin embargo, su uso está destinado, por Ley, solo al pago de pensiones. Es por eso, que los fondos tampoco son embargables, es decir, no pueden usarse para financiar otro tipo de deudas.

La función de las administradoras es cuidar y hacer crecer los fondos, generando ganancias a partir de su inversión. Es importante recalcar que toda la cotización y su rentabilidad –ganancia que se genera por la inversión del ahorro previsional– es incorporada de manera íntegra en la cuenta individual de los trabajadores. Es más, del total acumulado, el 21% corresponde a tu aporte como trabajador y 79%, a la rentabilidad de la inversión gestionada por la AFP.

Libertad individual

Las siete administradoras que actualmente integran el sistema, y que son regulados por la Superintendencia de Pensiones, compiten en los ámbitos de servicio, rentabilidad y comisión. Los afiliados pueden cambiarse de administradora cuando lo deseen luego de los primeros 24 meses de afiliación al Sistema. Durante los primeros 5 meses de 2021, se realizaron más de 291 mil traspasos entre administradoras.

Las cotizaciones obligatorias deben hacerse en una sola AFP, pero si un trabajador desea cotizar más del 10% de sus ingresos, para acumular más ahorro y obtener una mejor pensión, puede hacerlo en una cuenta de Ahorro Previsional Voluntario (APV) en cualquier AFP, o bien, otras entidades financieras como Bancos o Administradoras Generales de Fondos. Lo importante es que sean instituciones reguladas por la Superintendencia de Pensiones o la Comisión para el Mercado Financiero.

En abril pasado se registró la cantidad más alta de traspasos en la historia del sistema:

 

Conoce esta y otra información en el siguiente documento: Descargar informe interactivo