Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones – AAFP de Chile

La Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones es una organización gremial de carácter privado que reúne a todas las AFP del país.

Multifondos

Organización gremial, de carácter privado, que reúne a todas las AFP del país

Multifondos / Antecedentes

En agosto de 2002 se produjo un perfeccionamiento muy significativo para el sistema de pensiones, se implementó el sistema de Multifondos, mecanismo a través del cual todos los afiliados a las AFP pudieron disponer de cinco tipos de fondos de pensiones en los cuales invertir sus ahorros previsionales.

La herramienta clave de este nuevo esquema consistió en ofrecer distintas combinaciones de instrumentos de inversión, ya que antes de la reforma las AFP podían ofrecer sólo dos tipos de fondos de pensiones.

Así, el incremento del valor esperado de las pensiones se convirtió en el objetivo más importante del sistema, junto con incorporar activamente a los afiliados en las decisiones de inversión que tienen que ver con sus ahorros.

En la práctica, desde 2002 las personas deben preocuparse más de la previsión desde que comienzan a cotizar, seleccionando los fondos de mayor rentabilidad esperada en el largo plazo o suplementando su ahorro obligatorio con ahorro previsional voluntario.

Características de los Fondos

Los fondos de pensiones se diferencian por el porcentaje de recursos que podrán destinar a la compra de instrumentos de renta variable. Las opciones van desde el Fondo E, que prácticamente sólo invierte en Renta Fija (límite máximo 5% en renta variable), hasta el Fondo A, que puede tener hasta un 80% invertido en títulos de renta variable.

Limite Máximo Limite Mínimo
Fondo A 80% 40%
Fondo B 60% 25%
Fondo C 40% 15%
Fondo D 20% 05%
Fondo E 05%

Consideraciones para una buena elección

Un factor importante a considerar es la edad. Una persona joven, que tiene por delante un extenso período de ahorro antes de jubilar, puede invertir su ahorro previsional en un fondo con una mayor proporción en renta variable ya que en el largo plazo es muy probable que se recuperen pérdidas puntuales, obteniendo al final una mayor rentabilidad y una mayor pensión.

Por el contrario, si se está próximo a pensionarse, es importante que su ahorro previsional no experimente marcadas variaciones y, lo más razonable en este caso, es seleccionar un fondo de pensiones con una mayor proporción de inversión en renta fija.

Otro factor son las preferencias personales. El afiliado debe considerar si está dispuesto a asumir periodos donde se presenten volatilidades en los precios de los instrumentos e incluso una menor valorización, transitoria, de sus fondos. Las personas que no toleran riesgos deberían elegir fondos con más renta fija.

Invertir en Renta Fija o en Renta Variable

Para comprender cómo funciona el esquema de los multifondos es necesario tener claro que se diferencian de acuerdo a la cantidad de instrumentos de renta fija y de renta variable en que se invierten los ahorros.

Se entiende por “renta fija” a aquellos instrumentos de inversión que entregan una rentabilidad conocida en un período determinado al momento de la inversión. Estos títulos representan una deuda para la entidad emisora (bancos, empresas, Estado, Banco Central, etc.), la cual debe responder por la devolución íntegra del capital y los intereses pactados.

Los instrumentos de “renta variable” son representativos de la propiedad o capital de una sociedad o empresa. Quienes compren estos títulos pasan a ser propietarios o accionistas y, por tanto, obtendrán ganancias o pérdidas dependiendo de cómo le vaya a la empresa. Si le va bien, habrán dividendos y un mejor precio del título en la bolsa de valores, y si le va mal, se deteriorará el dividendo y, por lo tanto, el precio en el mercado y la inversión realizada.

La diferencia entre los cinco fondos del sistema está dada por la cantidad o porcentaje máximo que estará invertido en renta variable. De este modo, el Fondo A tendrá una mayor cantidad de renta variable que el Fondo B. Por su parte, el Fondo B tendrá más inversión en renta variable que el Fondo C y, así, sucesivamente hasta llegar al Fondo E, el cual se invierte casi en su totalidad en instrumentos de renta fija, aquellos instrumentos que otorgan mayor seguridad y que limitan el riesgo para el afiliado de mayor edad o que tiene mayor aversión al riesgo.

Desde el punto de vista del afiliado, el beneficio que reporta la inversión en renta variable impone el desafío de entender y aceptar que a lo largo del extenso período de ahorro pueden existir períodos en que las ganancias pueden ser inferiores a las que entreguen los instrumentos de renta fija. Incluso, pueden llegar a ser hasta negativas, aunque la historia indica que en un largo horizonte de tiempo los retornos obtenidos por los instrumentos de renta variable superan a los logrados por los de renta fija.

Excepciones en la libertad de elección

En general, cualquier persona puede elegir uno de los cinco fondos, salvo los hombres mayores de 55 años de edad y las mujeres mayores de 50 años, no pensionados. Las personas bajo esta condiciones pueden optar solo por cuatro de los cinco fondos, excluyéndose del Fondo A, que invierte más en renta variable.

Asimismo, los pensionados por retiro programado solo pueden elegir entre los tres fondos con menos inversión en renta variable (C, D y E).

Las restricciones de edad solo son aplicables para los ahorros de la cuenta de capitalización individual obligatoria.

Los afiliados al sistema de pensiones se pueden cambiar de fondo hasta dos veces en el año, sin costo, y las comisiones de cada fondo son todas iguales. En la actualidad ninguna AFP cobra por los cambios que realicen los afiliados entre Multifondos, por sobre los dos establecidos como límite.

Asignación Residual y Cambio de Fondo

Los afiliados que, al adscribirse al Sistema o al cambiar de Tramo Etáreo, no elijan un fondo serán asignados por Ley a un fondo según su edad, de la siguiente forma.

f1

La asignación de los fondos será gradual: traspasando un 20% al cumplir la edad de cambio de tramo etáreo y 20%  de sus saldos por año, en un período de 4 años.

El afiliado puede ejercer su derecho de optar por el tipo de fondo que prefiera en cualquier momento, independiente de haber sido asignado a uno de ellos por no haber elegido. De igual forma, podrá dividir el saldo de su ahorro en hasta dos tipos de fondos, en la proporción que le parezca conveniente para cada uno de ellos.

 

NUESTROS ASOCIADOS