Un estudio de opinión que se realizó a principios de este mes en la V Región, advierte además que sólo el 25% de consultados está de acuerdo en que la mitad del 6% adicional que se discute en el proyecto de reforma se destine a un fondo común solidario.

En medio del debate por las pensiones, que por ahora hace difícil proyectar un acuerdo sobre la materia, y luego que se concretara la entrega del 10% de los fondos de pensiones a los cotizantes, la empresa Cadem realizó una encuesta sobre el tema en la Región de Valparaíso -entre el 4 y 7 de septiembre-, en la que también abordó la situación económica de los ciudadanos en plena pandemia.

Entre otros resultados, el documento advierte que un 51% de los consultados prefiere que el 6% de cotización adicional que se propone en el proyecto de reforma de pensiones vaya dirigido íntegramente ala cuenta personal del cotizante, en tanto que un 25% se inclinó porque la mitad de ese monto se dirija a un fondo solidario. Asimismo, un 9% señaló que dicha cantidad adicional debe ir dirigida únicamente a un componente solidario, en tanto que un 15% no respondió. Adicionalmente, respecto a la propiedad de los fondos de pensiones, el 81% mencionó que son de los cotizantes, el 10% que pertenecen a las AFP y un 2% al Estado.

«Hemos visto que aumentó 30 puntos la cantidad de gente que declara que son suyos, de su propiedad. También creció y se consolidó la idea de que los fondos extra de una posible nueva reforma vayan ala cuenta individual de los trabajadores o a lo más que haya un tipo de solidaridad, pero nunca a un sistema de reparto», comentó el gerente de Asuntos Públicos de Cadem, Roberto lzikson.

«También se reforzó mucho la libertad de elección. O sea frente a este posible 6% de aumento de cotización, yo quiero poder elegir y tener libertad si lo administra un fondo público o la AFP», agregó el ejecutivo.

EFECTO DEL 10%

El documento también midió una serie de factores en relación a la entrega del 10% de los ahorros de los cotizantes en la zona, dando cuenta de una serie de variables. Un 62% de los consultados manifestó que ya retiró el monto desde su administradora, mientras que un 7% lo hará (hay plazo de un año) y un 21% advirtió que no usará esta herramienta. El 10% no respondió a la interrogante planteada. En cuanto a la evaluación del proceso, el 71% advirtió que le pareció «muy bien o bien», en tanto un 18% lo calificó de «regular» y un 11% destacó que fue «malo o muy malo».

Sobre los aspectos relacionados con el procedimiento, lo que más se apreció fue la «recepción del pago», con un 82% de personas que lo calificó con nota entre 5 y 7. Por el contrario, la variable menos valorada fue «sitio web completo, siempre y fácil de manejar» donde el 36% lo calificó entre 1 y 4. Respecto al grado de satisfacción, recomendación y confianza en las AFP, un 50% mostró satisfacción respecto al proceso y un 44% manifestó su confianza en el mismo.

«El ahorro para la pensión tiene un problema estructural en que el beneficio no se ve sino hasta un muy largo plazo. O sea tiene que ahorrar toda su vida para verlo en 40 años más y aquí lo que hizo el retiro del 10% fue visibilizar el resultado y el éxito de haber tenido ese ahorro. Y por lo tanto, en el fondo se hizo palpable para la gente», dijo lzikson.

A su juicio, los niveles de satisfacción y confianza respecto de las AFP han ido mejorando después del retiro del 10%. «Nuestra encuesta demuestra que ha aumentado más de 10 a 15 puntos y también muestra esto de haber hecho palpable un beneficio que no conocíamos. Creo que también está validado por este casi 70% que evalúa en forma positiva el proceso», remarcó.

TEMA PENDIENTE

En esa línea, manifestó que no se entiende que a partir de este capítulo no se haya avanzado con más decisión en la reforma al sistema de pensiones. «A mí me ha costado entender que el Gobierno no haya aprovechado esta oportunidad de avanzar en forma decidida en una reforma que tendría, desde mi punto de vista, un evidente apoyo mayoritario de la opinión pública a pesar del rechazo que podría haber en la oposición», subrayó el ejecutivo.

Para el gerente de asuntos públicos de Cadem, «los chilenos quieren que este 6% extra vaya a su cuenta individual en su mayoría, y una parte también a un fondo solidario, por lo tanto hay una disposición a mayor solidaridad yeso es cieno, y luego quieren libertad de elección. Me cuesta entender por qué el Gobierno no ha puesto el acelerador». Agregó que las personas saben que los fondos son de su propiedad y, por lo tanto, en su opinión, «cualquier proyecto que busque la nacionalización de esos fondos no va a tener asidero en la opinión pública».

500 casos fueron los que se analizaron en el marco de la encuesta, todos mayores de 18 años.

81% de los consultados mencionó que los fondos de pensiones pertenecen a los cotizantes.

«Me ha costado entender que el Gobierno no haya aprovechado esta oportunidad de avanzar en forma decidida en una reforma».
Roberto lzikson Gerente de Asuntos Públicos Cadem

Efectos económicos de covid en la zona

• La encuesta también abordó los efectos económicos de la emergencia sanitaria en la zona, donde el 70% reconoce una disminución de sus ingresos y donde el 61% dijo haber sido despedido de su trabajo o tenerlo suspendido. «El efecto en el desempleo, sobre todo en regiones como Valparaíso, es complejo, y en lo personal estoy preocupado, porque el 10% se va a acabar, los beneficios del Estado también, y si el país no logra iniciar un proceso de recuperación económica podemos entrar en una ola pesimista significativa», dijo Izikson.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso
23 de septiembre, 2020

Para acceder a la sección de encuestas de la AAFP haz click aquí

Esta entrada fue publicada en Prensa.