Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones – AAFP de Chile

La Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones es una organización gremial de carácter privado que reúne a todas las AFP del país.

Noticias

Gerente de la Asociación de AFP explica por qué armaron el programa de beneficios

17 julio, 2018

Fernando Larraín, gerente general de la Asociación de AFP, dice que el pro­grama de descuentos para pensiona­dos y afiliados que la entidad dio a conocer el jueves surgió de focus groups que hicie­ron en 2016. “Preguntamos qué cosas po­dríamos hacer para entregar otros benefi­cios y surgió la idea. Tiene dos ejes funda­mentales. Uno es que, como el servicio de las AFP es entregar una pensión luego de 20 o 30 años, no hay mucha relación coti­diana con el afiliado. La idea de esta prime­ra línea es que él vaya teniendo más rela­ción con su fondo de pensión, con lo que va ahorrando para construir su pensión. La otra línea es ir generando incentivos para comportamiento de ahorro mejores en los actuales cotizantes. Surgió así el programa que contempla descuentos en 150 comer­cios, en rubros de Salud y Bienestar; Edu­cación; Gastronomía; Servicios; Tiendas y Viajes y Entretención, con descuentos de entre en 10% y 70%, pero que en gran parte de los casos está en torno al 10% y el 30%.

En enero el programa fue autorizado por la Superintendencia de Pensiones, lue­go de lo cual la empresa Fidelis, de marke­ting relacional, se hizo cargo de la gestión con el comercio, en conjunto con la asociación.

Según explica, los criterios de selección de las empresas fueron que otorgaran des­cuentos transversales, para todo público; que tuvieran presencia regional y que esos descuentos fueran mejores que los que asignan en otras campañas.
-La gente puede pensar que el des­cuento se hace con su plata.
-Esto no toca ni un peso del fondo de los trabajadores y eso lo ve la Superintendencia de Pensiones, hay un tema legal. El gre­mio, la Asociación de AFP lo ejecuta y fi­nancia, pero no es que les pague a los co­mercios para que hagan el descuento, sino que el comercio hace el descuento persé. Los costos del programa son otros: horas hombres; página web; desarrollo de una aplicación para móvil que vamos a sacar; contrato con la empresa externa, eso.

-¿No desvía el foco central de las AFP que es otorgar mejores pensiones y no un descuento en la pizzería?
-No. Esto está en el foco central y por dos razones. La primera es porque necesi­tamos tener mayor cercanía con los afilia­dos y con los pensionados. Porque somos entidades que no sólo invierten los fondos de pensión, sino que somos partícipes acti­vos de la seguridad social. Lo segundo es que, en un sistema contributivo previsio­nal como el nuestro, para tener pensión hay que ahorrar. Uno de los grandes pro­blemas de las bajas pensiones son las lagu­nas previsionales y este programa también busca generar incentivos de comporta­miento de ahorro.
Larraín se refiere a entregar beneficios exclusivos a personas que cumplan con cierto número de cotizaciones, tema que aún no está en marcha.

-¿Por qué la herramienta se focal i­za en el consumo?
-No es que queramos incentivar el con­sumo, sino al revés. Entendemos que la decisión de ahorrar es súper difícil para todos. Porque los sueldos son bajos, porque siempre uno privilegia el consumo presen­te al consumo futuro, etc. Lo que busca la herramienta es cubrir algunas necesidades básicas, como los medicamentos o viajes. Les damos una pequeña ayuda en temas cotidianos. Para que se entienda la lógica, estamos trabajando hacia futuro la idea de que un porcentaje del ahorro que uno lo­gra pueda ir a la pensión. Que no solo sea en el bolsillo en llegar y pagar, sino que una parte de ese ahorro vaya a tu cuenta de ahorro previsional voluntaria.

-¿Consideraron que esto se puede ver como lavado de imagen?
-Sí, de todas maneras, lo pensamos. Pe­ro hoy cualquier cosa en general que hacen las AFP se mira con un velo de desconfianza muy grande y siempre tiende a haber dobles lecturas. Acá no hay lavado de ima­gen. Es más, no hemos hecho una campa­ña televisiva para esto, porque de verdad creemos que el espíritu tiene que ver con el ahorro y la vinculación con el sistema previsional.

-Un estudio de Ciedess indica que las tasas de reemplazo para las mujeres de entre 50 y 60 años es de 19% y de 44% para los hombres, según las 120 últimas cotizaciones. ¿Cómo ven como industria esas cifras?
-Lo que pasa es que cuando uno mira las tasas de reemplazo y habla de los promedios de pensiones, los promedios aparecen bajos. La razón principal es que la densidad de cotización de las personas es baja, sobre todo de las mujeres. Cuando se hace ese ejercicio, se calcula con personas que cotizaron un mes o un año, con personas que lo hicieron 35. Cuando se ven ta­sas de reemplazo para hombres y mujeres que cotizaron más de 30 años estas no son en torno al 20% o 30%, sino más cerca del 60%. Pero, por cierto, si no mejoramos las tasas de ahorro, si no avanzamos en incentivos para postergar la edad de jubilación, dado que la rentabilidad de los fondos no será tan alta como en los 80 o 90, las pensiones futuras no serán buenas.


LUN
VER TODAS LAS NOTICIAS>

NUESTROS ASOCIADOS