Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones – AAFP de Chile

La Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones es una organización gremial de carácter privado que reúne a todas las AFP del país.

Noticias

Nuevos incentivos tributarios y, en algunos casos, aumentar los años de cotización, proponen las AFP para mejorar pensiones

30 septiembre, 2013

Las bajas pensiones de los chilenos han estado en el centro del debate en la antesala de las elecciones presidenciales del 17 de noviembre, y las propuestas para perfeccionar el sistema han surgido a raudales.

Crear una AFP estatal, volver al antiguo sistema de reparto, aumentar la edad de jubilación, incrementar sustancialmente la tasa de cotización obligatoria, que las AFP compartan las pérdidas de los fondos a través de las comisiones que cobran e, incluso, castigar con cárcel a los empleadores que se apropien de las cotizaciones de sus trabajadores, son algunas de las propuestas que están en el menú.

El tema ha cobrado fuerza porque, según cifras elaboradas sobre la base de las estadísticas de la Superintendencia de Pensiones, la tasa de reemplazo en Chile es de 30%, considerando que el actual ingreso promedio imponible de los cotizantes es de $547 mil y el monto promedio de las pensiones de vejez es $162 mil.

Una cifra que está lejos de las expectativas de los chilenos que apuntan a una pensión que represente al menos el 70% de los últimos sueldos que obtuvieron cuando estaban en actividad, que es lo que se proyectó cuando comenzó el sistema a principios de los 80.

Un estudio encargado por la Asociación de AFP al economista de la Universidad CatólicaRicardo Paredes, muestra cifras distintas: tomando como referencia un universo de 26 mil pensionados entre enero y marzo de 2012, que tenían al menos una década de cotizaciones, los hombres obtienen una tasa de reemplazo equivalente al 87% del ingreso imponible de sus últimos diez años de vida activa, mientras que las mujeres llegan a 58%.

En medio de este debate, la Asociación de AFP preparó también una batería de propuestas para mejorar el sistema, las que apuntan a crear incentivos con cargo al fisco para aumentar las tasas de ahorro y, por otro lado, depurar las estadísticas entre aquellos que efectivamente cotizan de manera consistente y los que lo hacen esporádicamente.

Devolver ahorros a las personas con menos de cinco años de cotización y que no acceden al pilar solidario

En el sistema actual, el cotizante es dueño de sus fondos, pero no puede retirarlos antes de jubilar y renunciar al sistema. Como contrapartida, tiene derecho a recibir una pensión aunque haya cotizado un solo mes. En el sistema antiguo, en cambio, si una persona cotizaba menos de quince años, no tenía derecho a una pensión y, además, perdía los fondos ahorrados.

Tomando en cuenta esta realidad, la Asociación de AFP plantea que a las personas que tengan menos de cinco años de cotización y que no califiquen para obtener el pilar solidario, que son aquellos que se encuentran en el 40% de mayores ingresos, se les devuelva todo su ahorro, con toda la rentabilidad obtenida, pero que no reciban pensión.

“Esto debería ser apreciado por la gente, porque una persona con cinco años de cotización no puede financiar treinta años de pensiones”, señaló Arthur.

Cifras de la Asociación de AFP indican que cada año unas 18 mil personas se pensionan por vejez con menos de cinco años de cotización (esta cifra no incluye a las pensionadas que se afiliaron al sistema para obtener el bono por hijo).

Si se les devolviera todo su dinero de una sola vez a esas personas, el reembolso total que tendrían que hacer las AFP sería de US$ 73 millones al año.

Consultado sobre la situación en que quedarán las personas excluidas del sistema de pensiones y cómo financiarán sus gastos una vez que abandonan la vida activa, Arthur señaló que las personas más pobres tienen garantizada su pensión básica solidaria, mientras que los que no acceden al pilar solidario pueden emprender algún negocio propio o invertir en un bien inmueble con los recursos que les serían restituidos.

Aplicar a los cotizantes el trato tributario de los accionistas

Guillermo Arthur explica que otra de las propuestas apunta a extender los beneficios tributarios que tienen los accionistas de empresas a todos los cotizantes de AFP, que son considerados accionistas indirectos de las empresas donde se invierten los fondos de pensiones.

Actualmente, los accionistas de empresas, incluidos los inversionistas extranjeros, pueden rebajar de su base imponible el impuesto que pagan las empresas (de primera categoría, de 20%) donde participan. “Esto se lo hemos planteado a todos los gobiernos y no se ha hecho, aunque es completamente justo”, dice Arthur.

La propuesta de las AFP es extender ese derecho a los cotizantes del sistema de pensiones, con lo cual recuperarían del orden de US$ 4 mil millones pagados en impuestos.

Vincular la edad de jubilación con un número mínimo de cotizaciones

En el antiguo sistema de reparto había un requisito para pensionarse que ya no existe: había que alcanzar al menos 15 años de cotización para obtener una jubilación.

Hoy eso no se puede exigir porque en el sistema de capitalización individual los ahorros pertenecen al cotizante.

La propuesta de las AFP apunta a que las personas que no cumplan con cierto número de años cotizados deban postergar su jubilación.

“Diez años mínimo de cotización debería ser el piso”, dice Arthur.

EN EL SISTEMA de reparto había un requisito para pensionarse

Resarcir a los ex funcionarios por el daño previsional

En el sistema antiguo, el Estado como empleador les pagaba a sus trabajadores un sueldo determinado, pero les cotizaba por el 50% de esa remuneración.

Los empleados públicos que se quedaron en el sistema antiguo tienen el beneficio de que sus pensiones se calcularon sobre el promedio de las remuneraciones percibidas durante los tres últimos años trabajados, pero a los que se cambiaron al sistema de AFP les pagan sobre la base de sus ahorros reales. Por esto, reciben en promedio una pensión que es un 35% inferior a la de aquellos funcionarios que no se cambiaron.

Son unas 200 mil personas, principalmente profesores y ex empleados de la salud, que están en esta situación. Según Arthur, el Estado debería corregirlo. Consultado sobre el costo fiscal de esta iniciativa, no entregó cifras, pero señaló que la Asociación de AFP encargó un estudio al respecto.

Crear incentivo fiscal para llenar lagunas

Las lagunas previsionales -períodos en que las personas afiliadas al sistema de AFP no cotizan- es uno de los fenómenos que conspiran contra las pensiones de los chilenos. De hecho, los hombres ahorran en una AFP solo 22 años de los 40 años que dura su vida laboral, y las mujeres cotizan 14,6 años de un período laboral de 35 años.

Para enfrentar esta situación, la Asociación de AFP propone hacer cotizable el seguro de desempleo (dinero que reciben los desempleados mientras se reinsertan al trabajo) y establecer la facultad para que el trabajador llene las lagunas previsionales con algún beneficio tributario, similar al que existe para incentivar el ahorro previsional voluntario. En este último caso, los aportes que realizan los cotizantes son rebajados de la base imponible.

Para el caso de las personas que están exentas de pagar impuestos -las que ganan menos de $600 mil mensuales y que por lo tanto no tienen incentivos tributarios si ahorran extra-, se propone entregarles una bonificación con cargo fiscal equivalente al 15% del ahorro que realicen para llenar las lagunas previsionales.

“Hay 72 mil personas que sin tener derecho a descuento tributario, hacen ahorro previsional voluntario. Eso da cuenta de que las personas están interesadas en mejorar su pensión”, dice Guillermo Arthur.

El stock de ahorro previsional voluntario es de US$ 7.484 millones, de los cuales US$ 333 millones corresponden a personas sin incentivo tributario.

EL STOCK DE AHORRO previsional voluntario es de US$ 7.484 millones

_________________________________________________

18 mil personas que se jubilan al año  por vejez tienen menos de cinco años de ahorro previsional. Devolverles todo su dinero de una sola vez tendría un costo de US$ 73 millones.

200 mil funcionarios públicos que se cambiaron  desde el sistema antiguo al modelo de capitalización individual sufrieron un daño en sus pensiones.

_________________________________________________

“Hay 72 mil personas que, sin tener derecho a descuento tributario, hacen ahorro previsional voluntario. Eso da cuenta de que las personas están interesadas en mejorar sus pensiones”.

GUILLERMO ARTHUR
PRESIDENTE ASOCIACIÓN DE AFP

FUENTE: El Mercurio

VER TODAS LAS NOTICIAS>

NUESTROS ASOCIADOS