Los supuestos de rentabilidad de la reforma son de 2% para cuentas nocionales y 4% en mercado de capitales.

La propuesta del Gobierno para la reforma previsional establece el diseño de un ahorro colectivo que se alimentará de un incremento de 6% en la cotización obligatoria. Dicho porcentaje irá a un fondo integrado de pensiones, de carácter colectivo, considerando compensación de género y transferencias intra e intergeneracionales.

A estas cuentas nocionales o compromiso de pensión y el ahorro colectivo, el inversor público previsional (IPPA) asignaría una rentabilidad nocional de 2% real anual, que es inferior al supuesto de rentabilidad real que se prevé para los activos en el mercado de capitales, que en la propuesta el Gobierno ha estimado en 4%. La diferencia de las rentabilidades, según ha explicado la autoridad, es dar sustentabilidad al fondo en el tiempo y aislarlo de los ciclos económicos negativos.

Pero, ¿qué impacto tienen en términos de ahorro de fondos?

Según un estudio de la Asociación de AFP, la diferencia en rentabilidad entre la cuenta nocional y la cuenta de capitalización individual es que, en la primera, parte de los aportes del 6% se gestionan en forma colectiva y considera transferencias intrageneracionales, donde la cotización de 6 puntos porcentuales se divide en 70% (4,2 puntos porcentuales) para la cuenta nocional y 30% (18 puntos porcentuales) para las transferencias de afiliados de renta sobre el promedio hacia afiliados de rentas bajo el promedio.

Con ese marco, la Asociación proyectó saldos de ahorro, utilizando como supuestos a un trabajador que comienza a cotizar a 10s25años hasta los 65 años, con densidad de cotizaciones del 80% y 50% del tiempo, e incluyendo el aumento del tope de la cotización de $4,2 millones, tanto con la rentabilidad nocional estimada (2%) como con la rentabilidad real (4%), que en la práctica es la que se estima tendría el ahorro previsional si siguiera depositándose en cuentas individuales.

¿Cuáles son los resultados? El estudio señala que para todos los segmentos de rentas, los rendimientos de las cuentas individuales son mayores en capitalización que en el fondo colectivo o de cuentas nocionales, con menores saldos para un 80% de densidad de cotización, de $580 mil a $119 millones en los ejemplos extremos de renta imponible.

Así, “las remuneraciones imponibles más altas son las que reciben el mayor impacto, al perder la mitad y más de lo que habrían logrado en capitalización, si sus cotizaciones hubieran ido a sus cuentas individuales en las AFP”, ya que “con remuneraciones imponibles entre $800 mil y $2 millones, el menor ahorro en sus cuentas individuales de las AFP oscila entre 29% y 45% respectivamente. Esto, para una persona con mayor densidad de cotizaciones podría llegar hasta el 50% (ver info).

Desde la Asociación señalan que “es evidente que al aplicar una rentabilidad de 2% a la cuenta nocional y 4% al monto de referencia de la cuenta individual en capitalización, el impacto en términos porcentuales y absolutos es importante para la mayoría de los afiliados”.

Esta entrada fue publicada en Noticias.