Menos de novecientas mil han tenido problemas en el proceso
A cuatro meses de haberse aprobado en el Congreso el retiro excepcional del 10% de los ahorros para la jubilación por parte de los afiliados, las solicitudes llegan a 10 millones.
Aunque se han oído voces que critican la lentitud del proceso de entrega de estos dineros, los datos constatan que, en promedio, el 96,8% de las transacciones han sido aprobadas; el 0,8% se encuentran en proceso de trámite y un 2,3% han sido rechazadas. Estas últimas se deben a razones variadas y, en general, no son de responsabilidad de las Administradoras de pensiones.
Uno de los motivos de rechazo más frecuente (38,6%) es que la cédula de identidad del afiliado no ha sido validada por el registro civil, según confirma la Superintendencia de Pensiones.
Dentro de este porcentaje están las causales llamadas «otros motivos» (40,9%), que se debe a rechazos cursados por AFP Provida.
La tercera causal de no aceptación de la solicitud (15,5%) es que la cuenta bancaria del afiliado no cumple con los requisitos necesarios para recibir el pago.
La cantidad de personas que no ha recibido su pago de monto solicitado es marginal considerando que de los cerca de 11 millones de requerimientos, más de 9,8 millones de personas sí han tramitado sin problemas el pago demandado.
Es importante señalar que, para la rapidez en el proceso de entrega de los fondos solicitados, los afiliados a una AFP consideren cumplir con los requisitos exigidos por la Ley 21.248, que son:
– Carnet de identidad o documento de identificación no caducado.
– cuenta bancaria o de institución financiera a nombre del titular de los fondos y no bipersonal.
– No tener una demanda de pensión de alimentos en los tribunales, ya que ese caso solo lo resuelve la Justicia.
Cabe destacar que entre los datos entregados por la Superintendencia de Pensiones, el 91,5% de las personas que han recibido el pago solicitado son chilenos, un 7,9% son extranjeros y un 0,6% no hay información