Esta alternativa que entrega el sistema de salud chileno consiste en la eliminación del pago de la cotización de salud para pensionados y pensionadas que pertenezcan al cuarto quintil más vulnerable del país.

Esto quiere decir que este grupo de personas está exento del pago correspondiente a la cotización de salud: ya no le descuentan este aporte pero mantienen los mismos beneficios de antes.

¿Cómo saber si tienes derecho a este beneficio?

Primero, debes ser pensionado de la AFP y del Sistema de Pensiones Solidarias que estén dentro cuatro quintiles más vulnerables de la población. Entre sus requisitos están:

  • Tener 65 años de edad cumplidos.
  • Tener residencia en el territorio chileno por 20 años (continuos o discontinuos) a contar de los 20 años de edad.
  • Haber vivido en Chile al menos 4 de los últimos 5 años anteriores a la solicitud.
  • Estar en el Registro Social de Hogares.
  • Tener un Puntaje de Focalización Previsional igual o inferior a 1.871 puntos.
  • Monto del beneficio
  • Exención del 100% de la cotización tanto en Fonasa como en Isapre. Los pensionados seguirán recibiendo los beneficios de sus planes, sin cambiar su calidad de afiliado ni su contrato de salud.

Para acceder a la exención debes solicitar que realicen el Registro Social de Hogares en tu municipalidad. Si cumples con los requisitos de puntaje, edad y residencia, entonces podrás solicitar el beneficio en el IPS. Éste le informará a las entidades pagadoras (ya sea AFP, IPS, Compañías de Seguros) el último día hábil de cada mes, los beneficiarios que cumplan con los requisitos para que proceda a aplicar la exención de la cotización a contar del mes siguiente.

¡Importante! No tienen derecho a este beneficio los pensionados de Capredena o Dipreca.

Encuentra toda la información al respecto en la Superintendencia de Pensiones.

Esta entrada fue publicada en Blog.