De lo primero que debes estar seguro, como afiliado, es que tienes la libertad de cambiar tus ahorros al fondo que estimes conveniente cuantas veces quieras. Sin embargo, es importante que lo hagas informado y evaluando tu edad, ya que la rentabilidad se percibe a largo plazo y es de esperar que haya ciclos de incertidumbre.

En la actualidad la incertidumbre del mercado financiero mundial se ha visto afectada, lo que ha repercutido en Chile. A pesar de esto, la rentabilidad de los Fondos de Pensiones en el último año ha sido más alta de lo esperado, por eso no es bueno sobrerreaccionar frente al mercado por cambios que ocurren a corto plazo.

Así, según la edad del afiliado se le agrupa en categorías y si tus fondos previsionales se encuentran en la misma línea con tu perfil, deberías recordar que el objetivo de los ahorros es a largo plazo y no debes dejarte llevar por el miedo de la incertidumbre del mercado a corto plazo. Al estar en el fondo con el nivel de riesgo oportuno para ti se maximiza la rentabilidad con el tiempo.

En caso de que aún no hayas decidido en qué multifondo estar –y para disminuir el riesgo de tu inversión– la ley establece fondos de acuerdo a tu edad y nivel de riesgo.

El Fondo A es el más riesgoso porque invierte hasta un 80% en negocios de ganancia variable, es decir, en mercados con alto riesgo que a su vez tienen una mayor rentabilidad esperada.

La ley no permite invertir en este multifondo a hombres no pensionados desde los 56 años, y a mujeres no pensionadas desde los 51 años. Idealmente, este fondo es recomendable para las personas jóvenes que recién comienzan su vida laboral.

Por otra parte, si quieres cambiarte al Fondo E, debes saber que es el fondo más conservador del sistema, pues invierte –principalmente– en mercados de renta fija, con bajo riesgo y una menor rentabilidad esperada. Este fondo está pensado en las personas que ya están en edad de jubilar.

Además, es importante destacar que la ley permite distribuir tus ahorros hasta en dos Multifondos, con el objetivo de que puedas repartir el nivel de riesgo.

Finalmente, es importante destacar que los escenarios de alta incertidumbre son difíciles de pronosticar a futuro, pero la historia nos ha enseñado que los mercado financieros reaccionan a corto plazo y van ajustándose en el largo plazo. 

Esta entrada fue publicada en Blog.