Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones – AAFP de Chile

La Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones es una organización gremial de carácter privado que reúne a todas las AFP del país.

Destacados

“Si los recursos son de un afiliado y cuando lo acredita no están, es porque le quitaron la plata”

20 enero, 2018

Los cambios al sistema previsional no son la única preocupación que por estos días ronda en la agenda de las AFP. Esto, porque a la industria se le abrió un nuevo flanco tras la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto que busca distribuir unos US$ 204 millones en rezagos de cotización sin dueño claro de más de cinco años. El lunes comenzará su tramitación en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, sesión en la que expondrán las AFP. En entrevista con “El Mercurio”, el gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, adelanta los argumentos de la industria, la que mira con preocupación esta medida.

“Uno de los problemas que tiene este proyecto es que los afiliados con más de cinco años de rezagos van a quedar totalmente desprotegidos”, asegura el ejecutivo del gremio que reúne a las seis administradoras de fondos de pensiones en Chile. El mayor problema -dice- se presentará si las personas se percatan de que tienen rezagos -que corresponden a montos que pese a que fueron recibidos por las AFP, por errores en la identificación del trabajador por parte del empleador, no han podido ser enterados en las cuentas de capitalización- cuando decidan pensionarse. En este contexto, advirtió que “si los recursos son de un afiliado, pero cuando lo acredita no están, es porque le quitaron la plata”. Uno de los puntos más complejos para el economista es quién se hará cargo cuando las personas vayan a reclamar lagunas de cotización que son incorrectas porque durante esos períodos estaban trabajando.

La rapidez del Congreso

Larraín reconoce que hay que buscar vías que permitan resolver el problema de los rezagos, pero siempre y cuando se resguarden los fondos de los afiliados. Por lo mismo, le sorprende la rapidez con que se ha tramitado este proyecto, que el Ejecutivo ingresó hace un mes al Congreso. “Es preocupante legislar a la rápida respecto de estos temas. Ya vimos lo que pasó en Perú (que aprobaron el retiro del 95,5% de los ahorros al momento de jubilar, medida que luego algunos sectores estaban pidiendo deshacer)”.

En ese contexto, critica la conducta que están teniendo los legisladores en la materia. “El comportamiento de los parlamentarios de distintos colores políticos en esto ha sido de una velocidad enorme, probablemente con altos niveles de desconocimiento, y uno esperaría que los parlamentarios que se deben a sus votantes, los protejan”, lamenta.

Con ello, Larraín no apunta a políticos de un sector específico, sino que asegura que es un problema de todos, ya que se ha visto una votación en la que transversalmente -desde el Frente Amplio hasta Chile Vamos- “han apoyado un proyecto así a esta velocidad”.

No obstante, está consciente de que “lo que no nos puede pasar es que se quede durmiendo cinco años; hay que darle una respuesta a esto”. De hecho, señala que las AFP ya se han reunido con la Superintendencia de Pensiones para comenzar a trabajar en cómo mejorar el problema de los rezagos hacia delante, pero que también han pedido que permitan que las AFP realicen cruces con datos de otros organismos estatales -como la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC), el Registro Civil y el Servicio de Impuestos Internos (SII)- para acelerar el proceso de identificación de los dueños de rezagos. Además, sostiene que “la Dirección del Trabajo (DT) debiera velar por que efectivamente las cotizaciones se paguen de buena manera, y las administradoras tenemos que seguir haciendo el trabajo, el que siempre se puede hacer mejor de lo que se ha hecho hasta ahora”.

Cambios al proyecto

Para el ejecutivo del gremio, como se trata de dineros personales, hay que ser “muy cuidadosos, quisquillosos y prudentes”. En esa línea, asegura que es clave que se puedan hacer algunos cambios a la iniciativa, entre los que figuran que se deje un fondo de reserva que garantice que habrá recursos en caso de que sus dueños acrediten que lo son y los vayan a recuperar. “El 83% de los rezagos tiene más de cinco años de antigüedad. ¿Qué pasa con una persona que va a cobrar rezagos de más de cinco años? Le van a decir: ‘oiga, la plata no está’?”, cuestiona.

También apunta a que se amplíe el plazo de tres meses después de la publicación de la ley para el reparto de rezagos, pues es muy acotado para informar a todos los afiliados. “Lo que va a pasar es que hay gente que no se va a informar de esto. (…) ¿En tres meses vamos a creer que la gente se va a informar de lo que no se ha informado en 30 años? No se puede”, advierte.

”Uno de los problemas que tiene este proyecto es que los afiliados con más de cinco años de rezagos van a quedar totalmente desprotegidos”.

”Esto no va a cambiar la brújula de las pensiones. Es un bono utilizando las platas de rezagos de otra gente que por alguna razón no están en su cuenta y ocupan esos recursos para repartírselos a un grupo de personas”.


El Mercurio
VER TODAS LAS NOTICIAS>

NUESTROS ASOCIADOS