Mi primer trabajo

¿Recién entrando al mundo laboral y estás un poco confundido?

Si recién te empleaste y estás contratado, eres un trabajador dependiente. Aquí encontrarás toda la información necesariapara comenzar a construir una mejor pensión.

 Subsidio a Trabajadores Jóvenes  

Busca fomentar la contratación de trabajadores jóvenes y también incentivar la cotización desde temprana edad. Esto favorece a los trabajadores que tengan entre 18 y 35 años y que ganen mensualmente hasta 1,5 ingresos mínimos.

El monto del beneficio para el trabajador corresponde al 50% de una cotización previsional calculada sobre un ingreso mínimo mensual, es decir, aproximadamente de 13.800 pesos, el que se le deposita en su cuenta de cotización obligatoria y se paga durante las primeras 24 cotizaciones.

Si necesitas más información sobre el Subsidio a la Cotización de Trabajadores Jóvenes haz click aquí.

 ¿Cuáles son los beneficios del Sistema? 

La Seguridad Social es un derecho. Por eso, el Estado chileno procura garantizar el acceso a asistencia médica y proteger a las personas en casos de vejez, desempleo, enfermedad, invalidez, maternidad, accidentes del trabajo o pérdida del jefe de hogar, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por ley. El Sistema de Pensiones en Chile está integrado por 3 pilares, que funcionan en forma coordinada e interrelacionada: el Contributivo u Obligatorio, el Voluntario y el Solidario. A través del Pilar Solidario, introducido con la Reforma del año 2008, el Estado entrega una serie de beneficios dirigidos especialmente al 60% más vulnerable de la población con el fin de brindar protección y evitar la pobreza en la vejez. Estos son:
También puedes recibir pensión por:
El Sistema también entrega otros beneficios:

 Asesoría Previsional 

La asesoría previsional consiste en informar y orientar a un afiliado o a sus beneficiarios para que tomen decisiones informadas durante el período de acumulación de sus fondos de pensiones y en el momento de pensionarse.

Esta asesoría la puede hacer la propia AFP gratuitamente o puede contratar los servicios de un asesor previsional que debe estar en el Registro de Asesores Previsionales. El costo del servicio dependerá de los honorarios del asesor y del servicio contratado, pero deberán quedar siempre pactados en un contrato.

 Multifondos 

Los Multifondos son las cinco alternativas que ofrece el Sistema de Pensiones a sus afiliados, para que decidan cómo es invertido su ahorro previsional, tanto de su cuenta obligatoria como voluntaria. Van desde el más riesgoso (A), con más inversión en renta variable, hasta el más conservador (E), con más inversión en renta fija.
¿Cómo elegir Multifondos?
Lo primero que tienes que saber es que el aporte que realizas mensualmente al Fondo de Pensiones es invertido por las AFP en distintos tipos de instrumentos financieros, tanto en Chile como en el extranjero, con el fin de incrementar tu ahorro para la vejez. Como es tu plata, el Sistema de Pensiones te da la posibilidad de decidir de qué forma la AFP invierte tu ahorro. Para ello existen cinco tipos de Multifondos: A, B, C, D y E, cuya diferencia radica en el mayor o menor riesgo que implican sus inversiones, siendo el A el más riesgoso, pero que podría ser más rentable en el tiempo y el E el más conservador, pero con una rentabilidad más acotada. La elección del fondo dependerá de factores como la edad del trabajador, la capacidad de cada persona de tolerar el riesgo en sus ahorros y si va a contar con otros ingresos en la vejez, entre otros.
¿Cuál es la diferencia entre los Multifondos?
Una persona joven, que tiene por delante un largo período de ahorro antes de jubilarse, puede invertir su ahorro previsional en un fondo con una mayor proporción en renta variable (A o B), ya que en el largo plazo es muy probable que se recuperen pérdidas puntuales, obteniendo al final una rentabilidad y pensión mayores. En cambio, si está próximo a pensionarse, es importante que el ahorro no experimente marcadas variaciones y lo más razonable es que elija un Fondo de Pensiones con más proporción de renta fija (D o E). Ojo, si quieres cambiarte de fondo, esto no tiene ningún costo para ti.
¿Qué pasa si no elijo un fondo?
Si no eliges un fondo, a medida que tu edad avance, la AFP -por Ley- lo irá traspasando gradualmente al que corresponda (dejando fuera los fondos A y E), de acuerdo a la siguiente tabla:
¿Puedo tener distintos fondos?
Sí, puedes elegir hasta dos fondos distintos para cada una de tus cuentas. Por ejemplo, cotizaciones obligatorias, Cuenta de Ahorro de Indemnización, Depósitos Convenidos y Ahorro Voluntario. Puedes cambiarte de fondo cuantas veces quieras.
¿Cómo me cambio de fondo?
Puedes cambiarte de fondo a través de la página web de tu AFP. Es un trámite sencillo, sólo necesitas tener las claves de acceso y seguridad, que puedes solicitar en el mismo sitio. Con la clave de acceso podrás acceder a la información de tu cuenta, mientras que la de seguridad te permitirá realizar otro tipo de operaciones como cambiarte de AFP, de fondo o realizar ahorro voluntario.